Radarfotografico en calidad de Afiliado de Amazon, obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. +info

LA PROFUNDIDAD DE CAMPO: UNA DE LAS HERRAMIENTAS MÁS CREATIVAS DE LA FOTOGRAFÍA

Si ya llevas un tiempo con tu cámara de fotos y quieres adentrarte un poco más en los controles manuales, en este artículo tienes a tu alcance una de las herramientas más creativas de la fotografía, la profundidad de campo.

La puedes controlar de varias maneras y hoy te enseñaremos qué es la profundidad de campo.

Algunos suelen confundirla con la nitidez, pero el concepto va mucho más allá.

INTRODUCCIÓN.

Uno de los aspectos en fotografía que más nos suele llamar la atención cuando estamos aprendiendo, son los juegos con la abertura de diafragma.

Pensamos en cosas del estilo:

¿Cómo conseguir desenfocar el fondo?

¿De qué factores depende la profundidad de campo?

¿Por qué en ocasiones no consigo el efecto que quiero por mucho que lo intente?

No debemos confundir la profundidad de campo con la nitidez o el número de elementos que están enfocados dentro de la toma.

Jugando con la profundidad de campo tenemos el poder de dirigir la mirada del espectador ve nuestra fotografía hacia un lugar concreto de la imagen, o hacia el conjunto general de la misma.

QUÉ ES LA PROFUNDIDAD DE CAMPO.

Explicada de manera sencilla, la profundidad de campo es la zona de nuestra foto que está nítida o enfocada, a diferencia del resto que está desenfocado.

Cuando enfocas con tu cámara a un motivo, objeto o persona, una parte va a estar nítida, pues la cámara puede enfocar sólo un punto de nuestro encuadre, no varios. Es lo que llamamos enfoque selectivo.

Pero ese punto puede ser amplio, con gran distancia enfocada; o pequeño, con poca distancia enfocada, según queramos nosotros.

A eso lo llamamos poca profundidad de campo o mucha profundidad de campo.

Si la distancia enfocada es muy grande, se dice que tenemos mucha profundidad de campo.

Y si la distancia enfocada es pequeña, se dice que tenemos poca profundidad de campo.

En la siguiente imagen puedes ver en amarillo la profundidad de campo.

Cuando enfocamos, el rango de nitidez que corresponde a la profundidad de campo es el siguiente: la distancia enfocada es de 1/3 por delante del punto de enfoque, y 2/3 por detrás del punto de enfoque.

Y muy importante, no es lo mismo la distancia enfocada con el uso de la profundidad de campo que la mayor o menor cantidad de elementos nítidos que aparezcan en el encuadre.

No debemos confundirnos, porque eso no es la profundidad de campo.

Puedes hacer la prueba, enfoca usando la abertura más grande que te permita tu objetivo (F2.8, F1.8, etc.) a un objeto, y que tenga otro objeto situado algo por delante y otro un poco detrás. Y luego haz la misma foto con los tres objetos en línea.

Pese a disparar con poca profundidad de campo, ambas mariposas están enfocadas al encontrarse en el mismo plano y rango de distancia. Foto @ DPReview

En la primera fotografía te habrán aparecido dos objetos desenfocados y el que seleccionastes, perfectamente enfocado. Y en la segunda fotografía te habrán salido los tres enfocados.

Con esto nos damos cuenta que la profundidad de campo no controla la cantidad de objetos que tenemos enfocados, sino el plano donde éstos se encuentran y el rango de distancia enfocada.

Podemos verlo en la siguiente imagen, cómo unos elementos pueden salir enfocados al estar en el mismo plano y otros salir desenfocados.

CÓMO CONTROLAR LA PROFUNDIDAD DE CAMPO.

Hay 4 maneras para controlar la profundidad de campo. Una de ellas no depende de nosotros, y las otras tres sí.

1. LA ABERTURA DE DIAFRAGMA.

Variando la abertura en nuestra cámara, podemos elegir qué distancia va a estar enfocada.

Si elegimos un diafragma abierto, como por ejemplo F2, tenemos muy poca profundidad de campo, hay poca distancia enfocada.

Esto nos sirve para conseguir un foco selectivo, es decir, llamar la atención sobre una sola parte de la escena.

Y si elegimos un diafragma cerrado, como por ejemplo F18, tenemos mucha profundidad de campo, consiguiendo mucha distancia enfocada.

En la imagen anterior, vemos cómo variando la abertura, cambia la distancia enfocada.

Ahora ya sabemos que abriendo el diafragma tendremos poca profundidad de campo y que cerrando el diafragma tendremos mucha profundidad de campo.

Con esto ya podemos usarla a nuestro favor, abriendo el diafragma por ejemplo en retratos, para desenfocar el fondo y tener un rango de distancias muy pequeño, o cerrando el diafragma para los paisajes, para tener bastante cantidad de elementos enfocados y tener un rango de distancias muy grande.

En el siguiente ejemplo vemos una fotografía realizada con la máxima abertura del objetivo 85mm para lograr un rango de distancia pequeño con poca profundidad de campo.

Retrato realizado con una abertura de F1.8 (objetivo Tamron SP 85mm)

Y si cerramos el diafragma lograremos ampliar la profundidad de campo.

Con esto tendremos más zona en donde hay nitidez dentro de toda la escena. Es muy útil cerrar el diafragma sobre todo en fotografía de paisajes o arquitectura.

Entonces, como podemos observar, con un número F mayor la distancia que aparecerá con una buena nitidez será mayor que si utilizamos un número F más pequeño.

Lo podemos ver en el siguiente paisaje:

Ejemplo de paisaje realizado con una abertura cerrada, como F11. Foto © Giovanni Antonini

Entonces, una fotografía tomada desde un punto de vista y con un objetivo, seleccionando una abertura de F16, tendrá mayor profundidad de campo (más zona nítida) que otra tomada con el mismo objetivo y desde ese mismo punto con una abertura de F2, por ejemplo.

Puedes practicar con tu cámara, jugando con distintas aberturas en una misma fotografía.

Puede ser en interior o en exterior, coloca varios objetos en un mismo encuadre, situados en distintas zonas, y realiza varias tomas a distintas aberturas. Por ejemplo, una foto realizada a F2, otra a F2.8, F4, F5.6, F8,… y así hasta F22.

Y luego observa los resultados de tu ejercicio, y verás cómo con la abertura podrás jugar a tu gusto con la profundidad de campo para lograr el efecto que deseas en tu fotografía.

Como hemos visto, el número F es el número que controla la abertura del diafragma de nuestro objetivo, siendo los números bajos, como F1.4 ó F2, curiosamente los que nos dan las aberturas más grandes. Y siendo los números altos, como F16 ó F22, curiosamente los que nos dan las aberturas más pequeñas.

2. LA FOCAL USADA.

Dependiendo de la distancia focal, también podremos controlar la profundidad de campo.

Por ejemplo, si disparo a 24mm en mi objetivo, tendré más profundidad de campo que si disparo a 200mm, donde tendré menos distancia enfocada.

En la siguiente imagen, vemos que según la focal usada, la distancia enfocada cambia.

Para comprobarlo mejor, te proponemos hacer una práctica. Toma fotos con un 24mm y luego realiza la misma toma, pero usando 100mm. Y compara los resultados, tanto de la perspectiva como de la apariencia del fondo en la fotografía.

Verás diferencias en el fondo de tu foto, debidos precisamente a la profundidad de campo distinta de cada objetivo o focal.

Esto podríamos resumirlo, diciendo que a menos milímetros de focal, más zona nítida conseguirás en tu fotografía.

3. LA DISTANCIA AL MOTIVO.

Cuando tomamos la foto, dependiendo de la distancia al objeto enfocado, tendremos más o menos profundidad de campo.

Si estoy muy cerca del motivo o la persona enfocada, tendré muy poca profundidad de campo.

Y si estoy lejos del motivo o de la persona enfocada, tendré mucha profundidad de campo.

En la imagen anterior, vemos cómo dependiendo de nuestra distancia al motivo, cambia también la distancia que tenemos enfocada.

Podemos realizar aquí otra prueba y practicar con nuestra cámara, hacer una fotografía a pocos centímetros de un objeto, y luego realizar la misma foto del objeto, pero alejados de él por ejemplo unos 3 metros. Y comparar luego los resultados.

4. TAMAÑO DEL SENSOR.

Esta manera no depende de nosotros el poder controlarla, depende del tipo de cámara que usemos.

En este caso cuanto mayor sea el tamaño del sensor, menor será la profundidad de campo, es decir, menos distancia enfocada; y cuanto más pequeño sea el sensor, mayor será la profundidad de campo, es decir, más distancia enfocada.

Por eso las fotografía tomadas con una cámara full frame tienen esos desenfoques tan bonitos, con poca profundidad de campo.

Ejemplos de tamaños de sensores.

Y al contrario, las fotos tomadas con cámaras compactas o con nuestros móviles, tienen mucha profundidad de campo y vemos casi toda la escena enfocada.

Por ese motivo, en ocasiones nos preguntan por qué con un teléfono móvil o celular no son capaces de obtener imágenes con ese fondo desenfocado tan bonito. Ahora ya conocemos la respuestas a ese enigma 🙂

Pero algo muy importante que debes recordar, es que no necesitas una cámara full frame para lograr calidad en tus fotos o poder jugar mejor con esta profundidad de campo que estamos conociendo hoy.

Tan sólo piensa en los otros tres factores y juega con ellos, así lograrás la misma calidad. Es decir, si tu cámara es APS-C, puedes abrir un poquito más el diafragma o acercarte un poco más al motivo, y lograrás reducir la profundidad de campo al igual que lo hacen las cámaras full frame.

Sencillo, ¿verdad? Como ves, no necesitas tener el mejor equipo para lograr las fotos que deseas.

Y si quisieras tener el máximo de distancia enfocada, puedes usar la técnica de la distancia hiperfocal.

CÓMO USAR LA PROFUNDIDAD DE CAMPO.

Sabiendo cómo controlarla, nos será muy útil en los casos siguientes:

Poca profundidad de campo. En este caso nos interesa para centrar la atención del espectador en alguna parte en concreto de nuestra fotografía, o bien en algún objeto, en macro o también para los retratos, centrándonos en el rostro del protagonista.

Mucha profundidad de campo. En este caso nos interesa en aquellos escenarios en los que queramos tener todo o casi todo enfocado, como fotografía de paisaje, nocturna, etc.

También muy útil para escenas de ciudad con todo detalle de lo que está ocurriendo y asimismo en fotografía de arquitectura, para tener nítida cada parte del edificio.

Prueba a jugar con la profundidad de campo en tu cámara, te divertirás, aprenderás y obtendrás fotografías muy diferentes entre sí 🙂

CÓMO CALCULAR LA PROFUNDIDAD DE CAMPO.

En este apartado te vamos a enseñar cómo calcular la profundidad de campo de manera muy sencilla, lo que te será de gran utilidad a la hora de tomar tus fotografías y conocer de antemano qué zona va a estar enfocada.

Hace años esto podía controlarse mediante tablas para cada focal y distancias, junto con la distancia hiperfocal, o bien los objetivos que tienen enfoque manual, suelen venir con una escala de distancias según la abertura que estemos utilizando.

Pero en la actualidad tenemos varias aplicaciones que nos sirven de herramientas para calcular la profundidad de campo, sin necesidad de ir cargados con tablas o tener objetivos manuales con escala de distancias.

DOF CALCULATOR.

Esta es una aplicación para Android que podemos instalar en nuestro móvil o tablet.

Con ella, podemos calcular la profundidad de campo, o lo que es lo mismo, qué distancia tendremos enfocada según nuestra focal usada, abertura usada y qué cámara tenemos.

También nos dará la distancia hiperfocal, técnica para lograr nitidez en toda la escena, desde pocos metros hasta el infinito.

Pero mejor que explicarlo, vamos a verlo en el siguiente ejemplo.

Aquí vemos una serie de números, pero vas a ver qué es muy muy sencilla de manejar esta aplicación.

En el tipo de cámara se ha seleccionado una full frame (35mm), la abertura seleccionada es de F2.8, la focal seleccionada es de 70mm y la distancia al sujeto a la que estamos es de 30 metros.

Pinchamos en el botón Calcular, y tenemos los siguientes valores:

  • Distancia enfocada desde 19,76 metros hasta los 62,28 metros, es decir un total de 42,52 metros de distancia enfocada (profundidad de campo).
  • Distancia hiperfocal de 57,82 metros, que es justo la distancia donde tendríamos que enfocar al motivo para tener la escena enfocada hasta el infinito.

Puedes verla en el siguiente enlace: enlace

DOF MASTER.

Esta es una aplicación que podemos usar en nuestro iPhone o iPad para calcular la profundidad de campo.

Ya existen, no obstante, las versiones para móviles y tablets con Android.

Como en el caso anterior, mejor comprobarlo con un ejemplo que con tantas explicaciones.

En este ejemplo vemos cómo se ha seleccionado una Canon DSRL (en este caso, APS-C), el objetivo seleccionado es una focal de 50mm y la abertura seleccionada es F16, y la distancia al sujeto es de 10 pies (unos 3,048 metros). En estas aplicaciones podemos usar la distancia en pies, metros o pulgadas, según la métrica de cada país.

Y justo las distancias que nos da como resultado, tenemos una distancia enfocada desde los 7,33 pies (2,23 metros) hasta los 15,7 pies (4,78 metros). Es decir, un total de 8,41 pies (2,56 metros).

Y la distancia hiperfocal en este caso es de 27,1 pies (8,26 metros).

Puedes ver esta aplicación en el siguiente enlace: enlace

PHOTOPILLS.

Y esta aplicación la recomendamos mucho, pues tenemos su versión web, su versión Android y su versión iOS.

Además de calcular la profundidad de campo o la hiperfocal, nos da muchísimas funciones más, como calcular la salida y puesta del sol, las mejores localizaciones, time lapses, etc.

Para verla mejor, no hay nada como analizar el siguiente ejemplo:

Aquí vemos que en la sección Camera se ha seleccionado la serie 5D de Canon (full frame), aquí nos da igual el modelo, sino el tamaño del sensor.

La focal seleccionada es un angular de 24mm y la abertura de diafragma de F2.8. Y la distancia al motivo es de 4 metros.

Con estos datos nos da la solución: la distancia enfocada va desde los 2,52 metros hasta los 9,66 metros, es decir, una distancia total enfocada de 7,13 metros (profundidad de campo).

Y la distancia hiperfocal es de 6,81 metros, con lo que desde unos 3,4 metros hasta el infinito, tendremos todo enfocado, siempre y cuando enfoquemos el motivo a esos 6,81 metros.

Puedes ver esta magnífica aplicación en el siguiente enlace:

¿Ya conoces bien la profundidad de campo y para qué sirve?

Practica jugando con la abertura o con la focal de tu objetivo.

Y sobre todo, disfruta con la fotografía.

Otras comparativas que te pueden interesar:

Autor radarfotografico.com Gustavo Rodríguez
Gustavo Rodríguez

Más de 32 años de experiencia como fotografo profesional. Ahora uno de mis mayores pasatiempos es poder enseñar a otras personas todo lo que sé sobre este sector